Jugador - Razas - Liche

Normas

Razas
 
-Instrucciones
  -Aasimar
  -Dríada
  -Elfo avariel
  -Elfo oscuro (Drow)
  -Elfo salvaje
  -Elfo silvano
  -Elfo solar
  -Enano ártico
  -Enano gris (Duérgar)
  -Fey'ri
  -Gnoll
  -Hombre gato
  -Hombre jabalí
  -Hombre lobo
  -Hombre rata
  -Liche
  -Minotauro
  -Ninfa
  -Pixi
  -Súcubo
  -Svirfneblin
  -Tanarukk
  -Tiflin
  -Vampiro

Retratos

 

 

Para pedir la siguiente raza se deben cumplir las siguientes condiciones: debes tener un Personaje de nivel 15 o superior en el servidor y al menos 2000 PX de Bonificación por Rol.
 

 
 

Lee las instrucciones antes de elegir una raza.

 

 

  LICHE
 
 
 


 
REQUISITOS:
 
-Raza: Semielfo
 
-Subraza: Liche
 
-Alineamiento: Legal maligno
 
-Clase: Mago (multiclase sólo con clase de prestigio)
 
-Sexo: Hombre o mujer
 
-2000 PX de Bonificación por Rol
  -Autorización de DM
  -Enviar historia del personaje

 

BONIFICACIONES:
 
-Inteligencia: +4
 
-Sabiduría: +2
 
-CA natural: +5
 
-Salvación contra expulsión: +4
 
-Inmunidad: Veneno, enfermedad, frío, enajenadores, muerte
 
-Habilidad +8: Esconderse, escuchar, moverse sigilosamente, buscar, avistar
 
PENALIZACIONES:
 
-Ajuste de nivel: 4
 
OTROS:
 
-Clase Predilecta: Mago
 

 
 

Breve descripción:
Los liches (también llamados unánimes) son muertos vivientes lanzadores de conjuros que han empleado sus poderes mágicos para extender sus vidas de manera antinatural.
Por lo general, estas criaturas son maquinadoras y, según dicen, también dementes. Anhelan obtener un poder cada vez mayor, conocimientos olvidados hace tiempo y el más terrible de los secretos arcanos. Como la sombra de la muerte no les acecha, suelen concebir planes que tardan años, décadas o incluso siglos en llevar a cabo.
Un liche es un humanoide, esquelético y demacrado, cuya piel marchita cubre unos huesos horriblemente visibles. Sus ojos se pudrieron hace mucho, pero en sus cuencas vacías arden sendos puntos de luz carmesí. Hasta la más débil de estas criaturas fue una persona poderosa en vida; por tanto, todas ellas suelen vestir magníficas prendas. Sin embargo, la indumentaria de estas criaturas mostrará el paso del tiempo tan claramente como sus propios dueños, de los que la podredumbre y la corrupción son compañeros constantes.